31 diciembre 2010

El gran Gatsby - Francis Scott Fitzgerald


El gran Gatsby

Francis Scott Fitzgerald


Jay Gatsby, el caballero que reina sobre West Egg, es el arquetipo de aquellos míticos años veinte en que pareció que todo era posible, un tiempo de felicidad entre el horror de la Primera Guerra Mundial y la barbarie de la Segunda. Junto al resto de los protagonistas, representa a la Generación Perdida, a todos aquellos «jóvenes tristes» que personificaron el mito de la pasión y el desamor, de la literatura que se funde con la vida.


Fue publicada por primera vez en 1925, y pasó desapercibida. La historia refleja la sociedad neoyorquina de los años 20, época de lujo, despreocupación y apatía. Tras la pesadilla de la guerra es momento de disfrutar, pasarlo bien sin pensar en el mañana. Se centra en Gatsby, millonario hecho a sí mismo, al que todos quieren acercarse yendo a sus ostentosas fiestas pero que nadie conoce en realidad. Es el antihéroe, un soñador que nunca consigue ser aceptado, un iluso que espera recuperar al amor de su vida, sin rendirse.


No es tan importante la historia en sí sino cómo está narrada. Ya en el primer párrafo encontramos esto: En mi primera infancia mi padre me dio un consejo que, desde entonces, no ha cesado de darme vueltas por la cabeza. "Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien -me dijo- ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas...". Es un libro muy cortito, que merece la pena leer para disfrutar de la forma de escribir de Fitzgerald, con personajes bien trazados y una prosa poética. Él mismo dijo del protagonista de la novela:


Es lo que siempre fui: un joven pobre en una ciudad rica, un joven pobre en una escuela de ricos, un muchacho pobre en un club de estudiantes ricos, en Princeton. Nunca pude perdonarles a los ricos el ser ricos, lo que ha ensombrecido mi vida y todas mis obras. Todo el sentido de Gatsby es la injusticia que impide a un joven pobre casarse con una muchacha que tiene dinero. Este tema se repite en mi obra porque yo lo viví.


Me ha gustado, seguiré leyendo más de F. S. Fitzgerald

Puntuación: 4/5

3 comentarios:

Carlos dijo...

Interesante la reseña. Me lo apunto en mi lista de pendientes.

Matematikisto dijo...

Hum... viendo que has leído "Tokio Blues", me pregunto si lo que te hizo deslizarte hasta las páginas de "El Gran Gatsby" no fue, tal vez, como a mí, la (casi) obsesión (yo diría), o el (particular) interés, al menos, del protagonista, Watanabe, y también de Nagasawa, por este libro...

Carmen dijo...

Carlos, espero que te guste :)

Matematikisto, parece que compartimos gustos literarios :) La verdad es que 'El gran Gatsby' ya me había llamado la atención antes, y lo tenía en mi lista de eternos pendientes. El hecho de que se mencionase tanto en 'Tokio blues' fue lo que me dio el último empujón para leerlo.
Parece que compartimos gustos literarios :)